28 jun. 2010

Entrevista al Mons. Edmundo Valenzuela

 

chaveli 020

CEMAO realizó una entrevista al Vicario Apostólico del Chaco Monseñor Edmundo Valenzuela, nuestro querido e incansable Pastor, sobre la realidad de este centro educativo pastoral que se prepara a cumplir los 25 años de fundación. Mucho se ha logrado en estos años, pues han pasado por estas aulas y esta casa muchos jóvenes chaqueños que recuerdan con afecto y cariño su querido Ñu Apu´a.

CEMAO: ¿Cuáles son las prioridades de la Institución?

Mons. Valenzuela: La prioridad primera es poder disponer con el dormitorio de las alumnas, pequeñas, medianas y grandes, para ofrecerles una atención educativa diferenciada de los varones, y superar las dificultades de la convivencia entre los sexos, de modo que permitan a las Hermanas Salesianas, principales formadoras del carácter femenino de las alumnas, intervenir con un plan de mayor incidencia educativo y pastoral orientado explícitamente hacia ellas. Junto con ésta prioridad es contar con la casa de las Hermanas, como una casa de vida religiosa comunitaria con sus compartimentos indispensables, al servicio de las alumnas.

Sería muy bueno que mediante esta atención diferenciada ofrecida por las educadoras a las actuales alumnas, cuando lleguen a ser exalumnas puedan ser portadoras de nuevas habilidades y competencias propias de una mujer cristiana.

clip_image001 En esa misma línea de prioridad habría que hablar de la atención a los varones, éstos en manos de los otros educadores competentes. Con la misma metodología diferenciada según el sexo, se pueda dar una sólida formación a los alumnos y alumnas, instruirlos en la escuela del trabajo que le capacite a ser ciudadanos cristianos creativos, en vista al desarrollo integral del departamento del Alto Paraguay inclusive del Paraguay.

clip_image001[1] La formación integral que ofrece la escuela es significativa para el mundo indígena. Hay un 40% de alumnos y alumnas indígenas y el restante está compuesto por no indígenas de paraguayos. La oportunidad es apreciable para poder enseñar a vivir en la diversidad cultural y multilinguistica con los mismos principios de la educación cristiana y salesiana. Estos principios están basados en el mandamiento del Amor. “Ámense los uno a los otros como yo les he amado”. Esto significa que la escuela debe saber favorecer el crecimiento y maduración humana, en el respeto, la responsabilidad, el estudio y el trabajo, pero sobretodo en la convivencia social.

clip_image001[2] También significa que la escuela salesiana deberá favorecer la formación espiritual cristiana, como de las principales prioridades de la educación. Se promueve el encuentro con Jesucristo, con su Palabra y su comunidad, encuentro que se hace experiencia eclesial en los sacramentos y en la vida comunitaria y por último, desde la educación salesiana se propone un discernimiento vocacional para que cada joven sea constructor del Reino de Dios, a partir de una específica vocación o laical, o sacerdotal y/o religiosa.

clip_image001[3] Hay otra prioridad secundaria, es decir, que la escuela Mons. Alejo Obelar de Ñu Apu´a sea un centro geográfico de animación cultural, científica, social y religiosa para la zona de modo que al contacto con las familias se extienda el bagaje de conocimientos y habilidades que los alumnos poseen y así se pueda contribuir al desarrollo integral del Chaco.

CEMAO: ¿Cómo ve el futuro de Ñu Apu´a?

Mons. Valenzuela: En estos años, especialmente el 2010, en vísperas de celebrar los 25 años de la fundación de la Escuela, se está poniendo las bases para un importante centro cultural y pastoral del Alto Paraguay. Esto hay que alcanzarlo mediante un progresivo y continuo esfuerzo aunado de alumnos, profesores, directivos, técnicos, trabajadores y comunidad departamental, en la dirección de ir superando años tras años dificultades y consiguiendo batir nuevos récords en todos los niveles de la vida escolar.

Ya se han batido algunos récords por ejemplo, la mejora del servicio del agua filtrada y el almacenamiento de agua potable, la adquisición de la energía eléctrica de la ANDE, la mejora de algunas infraestructuras como la cocina y los servicios higiénicos, la conexión de Internet, TV satelital y teléfono. Pero quedan aún numerosos desafíos, que años tras año, la comunidad los irá afrontando con fortaleza y sabiduría. En una palabra, a este paso, con el I.P.A. (Iniciación de producción agraria) y el BTA (Bachillerato técnico agropecuario) la escuela de Ñu Apu´a deberá, con el tiempo, abrirse también a un centro universitario de agronomía ecológica.

CEMAO:¿Cómo se puede afianzar la Escuela Hogar en cuanto a elementos humanos?

Mons. Valenzuela: La Escuela Hogar está respondiendo a las actuales necesidades de la zona porque muchas familias no tienen acceso a una escuela básica cercana y porque enviándoles a Ñu Apu´a resuelven la educación escolar de sus hijos.

Por ahora la escuela es una solución válida pero pasajera, porque los niños en edad muy tierna necesitan de la madre para su crecimiento y madurez afectiva. En las actuales circunstancias históricas de la educación hoy día no hay derecho para que niños de tierna edad estén sin el contacto afectivo y efectivo diario con la propia madre.

Para llegar a eso, la escuela deberá ir presionando al Ministerio de Educación y Culto, a las autoridades departamentales y municipales y a los dueños de establecimientos ganaderos para que abran más escuelas básicas o plurigrados, en los lugares poblacionales cercanos como: Aguada 15, Agua Dulce, Florida y Carpincho y en los establecimientos ganaderos.

Esto permitirá a la escuela ser una oferta educativa específica, que por ahora solo ella puede dar, en la complementariedad con otras escuelas que ofrezcan la enseñanza escolar básica. Por tanto, significa que Ñu Apu´a se deberá especializar en el Tercer Ciclo con su oferta de I.P.A (Iniciación Profesional Agropecuario) y sobre todo con el BTA (Bachillerato Técnico Agropecuario)